¿Cómo quitarle a mi perro la obsesión por las piedras? ¡6 buenos consejos!

¿Tu perro tiene la costumbre de comer piedras? La verdad, es más común de lo que podrías pensar, porque suele formar parte de algunas conductas indebidas tanto de cachorros como de perros adultos. Por lo general, estos comportamientos surgen por estrés o momentos de ansiedad, así que si te preguntas

¿Cómo quitarle a mi perro la obsesión por las piedras? En breve te brindaremos todas las respuestas.

Para comenzar, es importante determinar la razón por la cual el perro está comiendo o coleccionando piedras. En Mundo Animale tenemos algunas teorías que podrías analizar, para que de esta manera logres investigar acerca de lo que le sucede a tu mascota.

Este tipo de comportamientos suelen originarse en la juventud de la mascota, incluso durante su etapa de cachorro. En ocasiones, puede ser resultado de un mal desarrollo durante su infancia, es decir, puede que haya crecido en un hogar en el cual lo privaran de su libertad o de un correcto ejercicio físico.
Como quitarle a mi perro la obsesion por las piedras

¿Qué hacer para que mi perro no coma piedras?

Como ya conoces el peligro que representa el habito de comer piedras para tu mascota, es importante que puedas crear rutinas para corregir este comportamiento, por lo que en vista de ello, enseguida te brindaremos algunos tips o consejos:

  1. Cuida su alimentación: Bríndale una alimentación llena de nutrientes y vitaminas que le permitan saciarse en cada etapa de su vida.
  2. Compra juguetes adecuados para su rutina: Si lo que buscas es estimularlo, comienza comprando juguetes de calidad, los cuales pueda morder y saborear.
  3. Visita al veterinario: Es importante que mantengas a tu mascota bajo un estricto control medicinal, ya que de esta forma será desparasitada de manera correcta y recibirá todas sus vacunas y atenciones de la mejor manera.
  4. Juega con él: Si dedicas algunas horas de tu día a jugar con tu mejor amigo, este no tendrá la necesidad de llamar tu atención, lo cual hará que deje de buscar elementos dañinos para saciar su deseo.
  5. Vigila sus actitudes: No permitas que ingiera algún elemento extraño de la calle. Modificar este comportamiento es la mejor manera de prevenir.
  6. Elementos del parque: Evita jugar con palos o piedras. Este punto le indicará a tu mascota que no debe jugar con dichos objetos y que tampoco necesita meterlos a su boca.

¿Por qué mi perro come piedras?

A continuación, te explicaremos los principales factores de este comportamiento:

  1. Falta de estímulo o ejercicio: Si los perros no pueden descargar su energía acumulada por medio del ejercicio porque están encerrados o recluídos en espacios pequeños, estos mismos buscarán como entretenerse, y si tienen piedras al rededor puede que esta sea su fuente de desahogo.
  2. Exploración: Los cachorros tienen la necesidad de explorar su entorno y su territorio, de manera que es totalmente normal que comiencen a morder o a masticar cosas. En este caso, es importante vigilar que el cachorro no se trague objetos prohibidos con los que pueda atragantarse.
  3. Altos niveles de estrés o ansiedad: Los niveles de estrés pueden elevarse si el perro no cuenta con la adecuada dosis de ejercicio diario, o si por el contrario es castigado de manera recurrente. Este tipo de ambientes pueden lograr que el perro comience a masticar o comer piedras para aliviar el estrés.
  4. Malestares estomacales: ¿Has visto a tu perro comer hierba? Este comportamiento surge en búsqueda de aliviar algún problema estomacal para así inducir el vómito y lograr el alivio. Razas como el Golden retriever o el labrador, tienen la tendencia de comer piedras e incluso arena. ¡Mucho cuidado!
  5. Síndrome del pica: Es importante que puedas verificar con tu veterinario si tu perro sufre de este síndrome, porque si es afirmativo, tu perro podría estar en riesgo, ya que con este síndrome suelen comer una gran cantidad de materiales y alimentos no comestibles que pueden hacerle mucho daño.
Por que mi perro come piedras

¿Por qué a los perros les gusta jugar con piedras?

Los perros son juguetones por naturaleza, aunque esto depende mucho de su personalidad. Además, les gusta morder y jugar con cualquier objeto, sin importar si son ramas, piedras o plásticos.

Si hablamos de gustos, la razón es bastante sencilla. Puede que esté buscando tu atención y que quiera jugar, o que tenga hambre y busque saciar sus antojos masticando una piedra.

Sea cual sea el caso, esta conducta es muy peligrosa, porque no solo podría dañar sus dientes, sino que si se traga una piedra esto sería muy perjudicial para su salud, lo que podría resultar en una intervención quirúrgica.

Que hacer para que mi perro no coma piedras

¿Qué pasa si mi perro se come una piedra pequeña?

El sistema digestivo de los perros no está diseñado para digerir elementos duros como las piedras, lo que quiere decir que si se come una piedra, esta misma podría quedar atorada en su tracto gastrointestinal, ocasionando inflamaciones y en el peor de los casos perforaciones.

Las piedras pueden provocar inapetencia, diarrea y gastritis sin importar si se trata de una piedra pequeña o una de tamaño mediano.

En la web, encontrarás una gran variedad de remedios caseros para hacer que los perros expulsen las piedras. ¡Pero recuerda! La salud de tu perro corre peligro, así que lo mejor, es que puedas llevarlo a tu veterinario de confianza para que puedan indicarle un tratamiento adecuado para la expulsión de la piedra según la zona en la cual se encuentre alojada o ubicada.

Que pasa si mi perro se come una piedra pequena

¿Cómo saber si mi perro se ha tragado una piedra?

Las señales pueden ser confusas, porque no todos los perros demuestran síntomas al tragarse una piedra. Si son piedras pequeñas, puede que las expulse a través de las heces, pero esto no siempre sucede.

Los síntomas más comunes son el estreñimiento, arcadas, tos, vómito, perdida de peso, diarrea, deshidratación, debilidad, bajo interés por sus alimentos o las actividades del día a día, entre otros.

Esto es algo difícil de determinar, ya que el lugar en el cual se encuentre alojada la piedra generará el síntoma. Es por esta razón que es tan importante vigilar a nuestras mascotas y prestar atención ante cualquier cambio negativo que pueda haber en ellas, para que así logremos recurrir al veterinario lo más pronto posible.