¿Qué hacer si mi cachorro comió vidrio?

Los cachorros son por naturaleza muy curiosos, debido a que les gusta explorar su entorno para poder desarrollar sus sentidos y habilidades, pero en ocasiones esto puede ser muy peligroso, porque sin supervisión podrían meterse en problemas o comer algún objeto o alimento que atente contra su salud.

Si tu cachorro comió vidrio, trozos de cristal o algún alimento que pudiera contener este agente tan riesgoso para su vida, es importante que puedas ir de inmediato al veterinario, porque se trata de una situación de alto riesgo.

El día de hoy, aqui en nuestro blog de animales te daremos una breve guía sobre qué hacer y qué no hacer en esta situación, para que de esta forma puedas ayudar a salvar la vida de tu pequeño amigo y con los menores daños posibles.

Que hacer si mi cachorro comio vidrio

¿Qué hacer si mi perro se traga un cristal?

Si se trata de trozos muy pequeños, lo habitual es que pueda expulsar esos cristales sin complicación alguna, pero sea cual sea el tamaño lo ideal es que acudas al centro veterinario más cercano para que un profesional pueda evaluar la salud de tu perro, y al mismo tiempo, pueda brindar un diagnóstico acerca de como proceder en dicha ocasión.

Generalmente los veterinarios suelen realizar una radiografía o una endoscopia de emergencia, ya que esto les permite conocer el lugar en el cual está alojado el cristal y el tamaño del mismo..

perros y gatos

Remedio casero para perro que comió vidrio

Todos los remedios caseros para perros en esta situación representan un riesgo letal. ¿Por qué? Porque al obligar a la mascota a ingerir otro tipo de elementos o alimentos podría causar que los trozos de vidrio atascados en la garganta pasen por el tracto intestinal, y por consiguiente, logren perforar las paredes intestinales del perro causando un sangrado o una posible hemorragia.

Claro está, todo dependerá de la gravedad y del tamaño del vidrio ingerido, pero la mejor solución en estos casos siempre será ir al veterinario.

¿Cómo salvar a un perro que comió vidrio? A continuación, te brindaremos información acerca de algunos métodos auxiliares, los cuales pueden mitigar el daño antes de llegar al veterinario.

Hojas de acelga

Inicialmente se deben hervir las hojas de acelga, para posteriormente cortarlas a lo largo.

Seguido de esto, es necesario armar «cigarritos», es decir, girar las hojas sobre sí mismas para luego cortarlas en pedazos más pequeños y que puedan ser ingeridos por el perro.

Las hojas de acelga son una buena opción para darle a un perro que comió vidrio molido (Al llegar al organismo se desenroscarán y arrastrarán los trozos de vidrio).

Cómo salvar a un perro que comió vidrio

Motas o bolitas de algodón

Este método requerirá que las motas de algodón sean untadas con vaselina, para que de esta forma puedan pasar por la garganta del perro más fácilmente. Se recomienda que sean entre 1 y dos bolas de algodón, las cuales tendrán como función arrastrar los pedazos de cristal que puedan haber en la garganta.

¡Advertencia!

  • Ninguno de los métodos o remedios mencionados es 100% efectivo. Pueden ser aplicados de manera preventiva antes de llegar al consultorio veterinario para la revisión diagnóstica, pero dependiendo de la gravedad de la mascota, esto podría empeorar la situación, por ello, no es lo más recomendado.

¿Qué pasa si un perro se come un pedazo de vidrio?

Si un perro se come un pedazo de vidrio puede que su vida esté corriendo un grave peligro. ¿Por qué? Porque pueden generarse desde desgarros hasta perforaciones en el intestino a causa del paso de los vidrios, y no solo eso, sino que podría sufrir daños en el estómago y también en el esófago.

Por dicha razón, es esencial que evites provocarle vómito para que no empeores la situación. En ocasiones, se suele recomendar también la ingesta de espárragos, porque las fibras ayudarán a envolver los cristales colaborando con su expulsión.

Síntomas si un perro come vidrio

Los síntomas de un perro cuando le dan vidrio molido no siempre son los mismos, esto dependerá del tipo de perro, raza, tamaño e incluso de la cantidad de vidrio ingerido.

¿Cómo saber si mi perro comió vidrio? Generalmente, los síntomas si un perro come vidrio son los siguientes:

  • Sangrado: Es importante estar atento ante cualquier tipo de sangrado. Dicho sangrado puede presentarse en la boca por fragmentos encajados o en sus heces; si el perro comienza a presentar sangrado en sus deposiciones es una terrible señal, porque podría ser un síntoma de desgarre abdominal o intestinal.
  • Vómito: Si el vidrio se encuentra encajado en el tracto digestivo, podría generar vómito de sangre.
  • Falta de apetito: Este es uno de los síntomas más frecuentes. La falta de apetito es ocasionada por el malestar estomacal que generan los trozos de vidrio, o incluso, por los pedazos de cristal que pudieran estar encajados en su boca o en su garganta.
  • Dolor abdominal: En estos casos el abdomen puede llegar a inflamarse fácilmente, porque claramente el vidrio no es un elemento digerible.
  • Decaimiento: Es el síntoma más común generado por el dolor, lo que se demuestra en la incapacidad del perro para entusiasmarse o querer realizar alguna actividad física como correr en dirección a su dueño por ejemplo.
síntomas de un perro que comió vidrio

Es muy importante prestar atención a cualquier otro síntoma que pueda presentarse, pero en caso de que alguno de los síntomas anteriores sea evidente, lo ideal es acudir de inmediato al veterinario, ya que es quien podrá realizar los exámenes adecuados para indicar un tratamiento u operación en caso de ser necesario.

¿Cuánto vive un perro que comió vidrio?

Realmente es una pregunta muy difícil de responder, ya que no podremos saber con exactitud. La realidad es que dependerá de diferentes factores, como por ejemplo, que tanto vidrio comió, el tamaño, etc.

¿Cuánto tarda en morir un perro que comió vidrio? Pueden ser días, semanas o en el mejor de los casos nunca! De todas formas siempre llévalo rápidamente a un veterinario.

Recomendación final.. ¿Qué hacer?

Desde el momento en el cual descubras que tu perro ha comido o ha masticado vidrio, es importante que puedas limpiar todos los trozos restantes tanto del lugar en el cual se encuentre, como de su boca, para de esta manera mitigar el daño causado.

Busca cualquier alimento blando como el puré de papas, mantequilla de maní, esparragos o los remedios anteriormente mencionados, ya que servirán como elemento envolvente para arrastrar los pedazos de vidrio que pudieran estar atorados en la garganta.. Y llevarlo a un veterinario de urgencia.

Es importante que puedas conservar la calma, para que así, le transmitas paz a tu mascota, y esta misma, pueda sentirse segura y puedas ayudarla mucho mejor. Los perros son animales muy empáticos y si entras en un estado de desesperación, podrías inquietarlos y serian mucho más propensos a lastimarse con el cristal que hayan consumido debido a movimientos bruscos.