¿Puedo tocar a mi perro después de la pipeta?

La salud y bienestar de nuestras mascotas es una prioridad para todos los dueños responsables, y una parte importante de esa tarea es garantizar que nuestros amigos peludos estén protegidos contra parásitos.

El uso de productos como las pipetas es una medida común y efectiva en esta lucha. Sin embargo, muchos dueños se preguntan: ¿Puedo tocar a mi perro después de aplicarle una pipeta?

Este es un tema de gran interés, ya que el contacto físico con nuestras mascotas es una parte esencial de nuestra relación con ellas, pero también es importante considerar su seguridad y la nuestra después de la aplicación de tratamientos antiparasitarios. Aquí en nuestro blog de mascotas, vamos a profundizar en este asunto, proporcionando la información que necesitas para proteger a tu perro y mantener un ambiente seguro en tu hogar tras la aplicación de la pipeta.

¿Cuánto tiempo después de la pipeta se puede tocar al perro

¿Se puede tocar a un perro después de ponerle la pipeta?

Lo ideal sería NO TOCAR en la parte donde fue aplicada la pipeta y alrededores.. También recomendamos lavarse las manos, ya que de forma inconsciente podemos tocarnos la cara.

También, sería ideal que nuestro perro no se lama donde le colocaron la pipeta, para evitar cualquier tipo de intoxicación!

¿Qué pasa si toco a mi perro con pipeta?

Al tocar a tu perro después de aplicar una pipeta, podrías exponerte a los químicos del líquido de la pipeta, lo que puede provocar irritación en la piel o los ojos en algunas personas. Además, también podrías disminuir la eficacia del producto al retirar parte del mismo con tus manos.

Para asegurar la máxima eficacia del tratamiento y evitar la exposición a los químicos, es mejor evitar tocar la zona de aplicación hasta que el producto se haya secado completamente. Esto normalmente toma alrededor de 24 a 48 horas.

En caso de que accidentalmente entres en contacto con el producto antes de que se seque, es recomendable lavar inmediatamente la zona afectada con agua y jabón. Si experimentas cualquier reacción adversa, como irritación en la piel o los ojos, busca atención médica.

Qué pasa si toco el líquido de la pipeta

Por otro lado, el contacto con el producto también podría ser perjudicial para tu mascota. Si el producto se retira antes de que se absorba completamente, su efectividad podría reducirse, poniendo a tu perro en riesgo de una infestación de parásitos. También, si tu mascota se lame y consume el producto, esto puede provocar efectos secundarios adversos, como vómitos o diarrea.

Por lo tanto, después de aplicar una pipeta, es importante no solo evitar el contacto humano con la zona de aplicación, sino también supervisar a tu mascota para asegurarte de que no se lama ni se rasque la zona tratada.